Mùsica de Color

ESDLCP – Reconstructions Vol 1

por Fernando Mujica Comenta

sueño Click en la foto para ampliar

 

Ya desde 1910, con el nacimiento en Francia del Cubismo, el mundo comprendió que el arte se podía “desfigurar”. La mítica deconstrucción del arte, era belleza en sí. Con esos parámetros la música electrónica, varias décadas más tarde, se encargó de mirar desde otro ángulo, las melodías ya existentes. Así llega el primer trabajo de José Manuel Cerda (El Sueño de la Casa Propia), en esa área. Generar una nueva versión de algo existente. No se trata del simple remix, sino de la reconstrucción de una pieza sonora. Así desfilan por su laboratorio, nombres chilenos como Fernando Milagros, Niños Índigo, Sigobrillando, Janaki, Kinética o The Suicide Bitches.

El álbum, que circula bajo el alero del sello Ponk, debiera tener una segunda parte con remezclas de bandas internacionales. En su capítulo nacional el resultado es variado. La destreza de Cerda es notable. Ya sorprendió con su disco Historial de caídas (sello Pueblo Nuevo) y en este Reconstructions Vol. 1 retoma ese embrujo tan singular que cruza ruidos constantes y música de baile. Al tratarse de una colección y no de un larga duración, no cobra sentido buscar un elemento en común. Aún así, Cerda esparce un aroma en muchas de sus obras, un código invisible que genera cierta semejanza. Siempre constante hay una estridencia que seduce en muchas canciones y destempla el sonido de Kinética o Fernando Milagros, por ejemplo.

En “Waxuma” de Chango o “Amazonas” de Janaki, el libertinaje tecno se agradece. La soltura con que intercambia los beats, reafirma su destreza. Así mismo, la guitarra ruda de “Say My Name” de los Suicide Bitches o el pop de “Tan adentro” de Los Días Contados, demuestra que Cerda no escatima en cuanto a estilos. Eso hace que el disco tenga sonidos bailables, industriales, breakbeats, glitch, entre una multiplicidad de sabores que conviven en estas 9 canciones. Así se alza Reconstructions Vol 1, un conjunto de experimentos, en el que José Manuel Cerda juega y re inventa la realidad. Su realidad. Una mirada de la música, que cada día tiene más adeptos.

Deja tu comentario