Mùsica de Color

Patio Solar – Temporada

por Carlos Torrejón Comenta

Patio Solar-Temporada MUSICADECOLOR Click en la foto para ampliar

 

Por esas casualidades inexistentes, quizás por olfato, o bien por el llamativo nombre de este proyecto, le di play. Y como en esto de la música, así como en cualquier otra rama del arte, sin saber por qué, llegas a dar con el disco que era necesario paladear. Invierno, mucho frío, pero nada impide que lo que suena en mis audífonos siga corriendo tema tras tema. Se trata de Patio Solar, un novel grupo de Santiago, que a pesar de llevar recién 2 años y medio de carrera, ya suenan a promesa refrescante.

Formados en marzo de 2013, el grupo proveniente de la comuna de La Florida, nos trae en su primer larga duración Temporada, material que es un conjunto de canciones brillantes. Y lo más importante, bien construidas. Si bien es cierto, aún falta ese salto que implica definir una identidad musical propia, se aprecia en su placa la inocencia y frescura de un grupo joven y musicalmente más que interesante. En sus composiciones, se pueden reconocer influencias de forma precisa. A priori, se podría decir, sin que sea  negativo, sino más bien algo que juega a su favor que; si Rivers Cuomo, o los hermanos Aldana hubiesen nacido en Chile el nombre de sus grupos sería Patio Solar.

Este parecido no es premeditado; de hecho se debe a algo espontáneo. La voz de su líder natural y guitarrista Claudio Gajardo suena punk, algo desprolija, disonante, pero compenetrada con el todo musical, como la de Eddie Pistolas o la de Cristian Aldana del Otro Yo.  Lo que de inmediato da un sello a la agrupación, y si a eso sumamos los entramados de guitarras naive y juguetonas con que Gajardo y Yaney Salgado conducen cada canción podríamos decir que la directriz del grupo es entretener y entretenerse con melodías pop que recuerdan a Weezer, Pánico, El Otro Yo, y a los míticos Pixies.

Claro que lo del quinteto santiaguino no es la copia a mansalva, sino que recoger melodías presentes en el inconsciente colectivo y trabajar con ellas en serio. Y es cuando escuchas de forma íntegra Temporada, y los ves en vivo que percibes la real magnitud de sus composiciones y sonido, que todo va más allá. La placa suena cercana, amigable, con un dejo lo-fi que sin querer ayuda a la esencia pop de los temas.

El track que abre la producción es ‘Casa Nueva’, un tema que habla de barrios, amigos que se fueron. Aquí hay otro punto identificador del sonido del quinteto, suenan cercanos pues hablan de temas cotidianos, que identifican a quienes los escuchan. Actuando como esas cajas musicales delicadas y que atesoras con el tiempo, que te transportan a épocas en que la ciudad era más inocente, y todos se saludaban. ‘Pintura’, el segundo corte, tiene al teclado como parte central y a un corus en guitarra que suena justo cuando debe, y sí que es difícil saber que efecto debe sonar para lograr que un arpegio sea consistente con la canción. ‘Todo Transciende Aquí’, es fresca, nuevamente el teclado y la base rítmica juegan un papel fundamental, quedando claro que todos los instrumentos son importantes, y que cada uno de ellos aportan sin acaparar para que los temas se logren de comienzo a fin. En ‘El Vertigo’, la guitarra y voz de Gajardo comienzan con una rítmica que recuerda a Los Tres, para dar paso a un coro en que Yaney con su gitarra da un vuelco al tema transformándolo en una composición que va por derroteros más indie.

“Lo bien que se ven’, es un tema impetuoso y veloz, pero con el pitch a full. Tema que, no obstante el parecido, deja bien parado al indie pop de los Patio. Siguen ‘Al Sur’ y ‘Costanera’ que muestran dos facetas distintas del grupo, la primera cercana al folk y la segunda, de composición más compleja. Cambios de ritmo, letras cotidianas e interesantes, y arreglos simples y efectivos. Ese es el camino que está cimentando el grupo, la búsqueda está planteada, ahora sólo falta concretarla, un gran tema, sino el mejor de “Temporada”. Que junto al folk de ‘Paseo’, justifican y hacen necesario escuchar esta obra. Con ‘Destellos de Algo’, las influencias del grupo juegan a favor; dejando una sensación de un trabajo bien hecho, sin importar la experiencia. Es que cuando las ganas y el instinto están son el caldo de cultivo para una obra que luego de un par de escuchas comienzas a sentir como parte de la familia.

Deja tu comentario